En medio del Paro agrario que se volvió nacional y que dejó en evidencia el descontento del país representado en múltiples sectores históricamente abandonados por el Estado, que pretenden ser respetados, los ciudadanos de a pie con cacerola en mano, apoyaron desde las principales ciudades del país, el clamor de los de abajo, de las mayorías-minorías colombianas; ante esto, la respuesta de los mandatarios, de la minoría mayoría,  ha sido la conocida represión implacable, recurriendo a la “teoría del caos”, donde la misión es infundir, difundir y expandir el miedo y el temor a los compatriotas mediante los mecanismos de violencia estatal para reprimirlos, para aniquilar el movimiento. Esa ha sido la constante; resisten valientemente en las montañas, llanos, sabanas, trochas y carreteras los campesinos Colombianos, ya se cansaron de aguantar hambre y poner muertos aunque también saben bien que en este nuevo emprendimiento tendrán q poner muchos muertos más, hasta que se cambie la política de priorizar los cultivos para biocombustibles antes que recuperar la seguridad y autonomía alimentaria del país.

En semejante panorama, nuestro presidente dándole prioridad a su reelección, con el mismo tono retador que mostró cuando dijo “el tal paro agrario no existe”, pero esta vez con cortina de humo de empresarios campesinistas, nombra en su gabinete a una carta clave del sector palmero en el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, fortín del partido conservador y en manos de agroindustriales representados por la SAC, se perfila este nombramiento como uno más de los  “más polémicos” (por decir lo menos) a los que ya nos venimos acostumbrando, cada vez nos queda más claro de quienes son los intereses que se defienden desde el gobierno en este país.

El Nuevo Ministro de Agricultura Dr. Rubén Darío Lizarralde Montoya, abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, especialista en derecho laboral, Magister en gerencia de la Universidad de Miami entre su experiencia laboral ocupó cargos como Gerente y Director Administrativo Nacional de la Corporación de Ahorro y Vivienda, Vicepresidente Administrativo de La Federación de Aseguradores Colombianos, FASECOLDA, viceministro de Desarrollo Económico, Vicepresidente Administrativo de la Compañía Colombiana Automotriz, Asistente por Colombia y Perú en el Banco Interamericano de Desarrollo y en la Corporación Financiera Interamericana en Washington, tesorero General de Bogotá, secretario de Hacienda. Este personaje que actualmente hace parte de la Junta Directiva de Corpoica, en 1994, fue posesionado como Gerente General de INDUPALMA S.A (cargo que sustenta a la fecha y un dato para ser tenido en cuenta para la lectura del presente artículo) [1]. Este exitoso y destacado Agroempresario colombiano, el cual hace poco fue salpicado por el escándalo de los baldíos, con su ex-esposa, la actual ministra de educación María Fernanda Campo  (ejerciendo en ese momento la presidencia de la Cámara de Comercio de Bogotá) y con diferentes miembros de su familia, constituyeron SAS para comprar baldíos adjudicados a campesinos en Vichada. Hoy  que desde el congreso y en diferentes escenarios de ejercicio democrático en el país, se cuestiona que una misma familia o persona jurídica cree varias SAS para realizar compras de extensas áreas rurales y luego ponga esas áreas al servicio de un solo proyecto agroindustrial de 25.000 hectáreas que ese proyecto industrial se llama Indupalma, la empresa que gerencia el ministro[2]

Nuestro polémico nuevo ministro también tiene un dosier de tesis muy célebres a citar:

“La economía campesina, no integrada al mercado y que sólo produce para su autoconsumo, es vergonzante”; también considera que “si no hay economía de escala y valor agregado en el sector, se está en una condena”; concluye diciendo “desde el sector privado se hace reforma agraria cuando acerca al campesino al sistema crediticio bajo la tutela del empresariado”.[3]

El Ilustrado asume que “Hay problemas, pero cada problema trae una oportunidad”, lo dice mientras analiza las perspectivas con Mercosur y con Estados Unidos a través del Tratado de Libre Comercio. “La palma tiene un enorme futuro”, sostiene con optimismo.[4].

Parece q al ministro se le olvida que la palma colombiana ha generado para el país un costo ambiental y económico enorme, no cuantificado claramente, evidenciado en contaminación,  desplazamiento forzado, asesinatos, torturas, violaciones, huérfanos, dicho costo ha sido asumido únicamente por los campesinos, indígenas y comunidades afro descendientes; se le olvida al ministro que en los mercados globales que tanto defiende sus costos de producción son altos hasta en un 40% comparado con países como Brasil.

Los mercados de los biocombustibles tienen la particularidad de ser especulativos ya que afectan directamente los precios de los alimentos a nivel mundial pues para dar un ejemplo una sexta parte de la oferta de maíz del mundo se quema en autos estadounidenses en forma de bioetanol. Es suficiente ese maíz para alimentar a 350 millones de personas durante un año entero[5]. Y como si esto fuera poco en el plano local los campesinos cultivadores de palma, al no tener acceso a la industrialización para la producción de aceites y etanol, siempre están sujetos a los precios que la planta procesadora imponga.

Por otro lado la empresa INDUSTRIAL AGRARIA LA PALMA LTDA -INDUPALMA Ldta que fue fundada por el empresario Moris Gutt en el año de 1961, en el municipio de San Alberto, localizado al sur del departamento del Cesar – y  que desde sus inicios y por décadas  ha estado vinculada a hechos de violencia como se cita en el PROYECTO COLOMBIA NUNCA MAS – INFORME ZONA V  1988-1998, solo en esta década 40 miembros de Indupalma, sindicalistas en su mayoría, fueron asesinados, 4 fueron desaparecidos y 1 torturado, todos a manos del paramilitarismo[6]. Se debe señalar que seis presidentes de SINTRAPROACEITES fueron también asesinados entre abril de 1991 y febrero de 2001, cuatro de ellos mientras Lizarralde ya ejercía la Gerencia General. Pero la violencia no fue selectiva, fueron asesinados y desparecidos cerca de cien trabajadores de INDUPALMA, 400 familias fueron desplazadas forzosamente y al menos una docena se encuentra en el exilio. Y aunque los asesinatos han disminuido, sigue presentándose más de un homicidio anual en el sector palmero. Aquellos que deciden promover una reparación colectiva son amenazados al igual que quienes procuran construir una memoria histórica de lo ocurrido. La mayoría de las violaciones fueron perpetradas por los grupos paramilitares que operaban –u operan con otros nombres- en la zona del Magdalena medio, como las Autodefensas Campesinas del Cesar y el Bloque Norte. Algunos desmovilizados han señalado a miembros de Indupalma de ser colaboradores activos de las AUC. Para terminar, el cambio organizacional en INDUPALMA, eliminó progresivamente los beneficios que durante décadas de lucha y organización los trabajadores habían adquirido. Esa es la empresa que gerenció el polémico ministro que atenderá los clamores del sector campesino desde el Estado.

Algunas reflexiones Finales:

¿Cómo admitir a un ministro que tiene claros conflictos de intereses por su relación con la industria de la palma la cual tiene sus precios relacionados-ligados directamente con el precio de los combustibles fósiles tema muy sensible y que no se quiere negociar en las mesas agrarias con los líderes campesinos?[7]

Como nombrar en este momento de ministro de agricultura al mayor opositor del la ley 160 de 1994, de Zonas de reserva campesina al señalar que: “No le hacen ningún aporte al desarrollo nacional pero que apenas favorecen  a los guerrilleros y no a los campesinos”[8], si es deber del estado hacer cumplir las leyes legitimas que protegen a los campesinos y de las cuales ya se apropiaron con dignidad y organización.

¿Estará de acuerdo el ministro en promover un impuesto a la concentración  de la tierra que logre que el acaparamiento de tierras y la especulación inmobiliaria sean un mal negocio, y que premie la productividad de la tierra expresada en bienes, productos y servicios cuantificados no solo monetariamente?.

Estarán de acuerdo nuestros capacitados y bien informados lideres lideresas y campesinos, que ante el momento de crisis que afronta el país y el sector agropecuario en especial, sea delegado en tan importante cartera una persona que no representa sus intereses, y que por el contrario defiende el actual modelo de desarrollo y el sistema capitalista, ahora llamado globalización, donde los campesinos no tienen cabida, pues todo lo que no demuestre ser rentable en cifras impuestas por el Banco Mundial tiende a desaparecer?.

Permitirá el ministro la inclusión de movimientos sociales legítimos como la MIA, el CNA, El CRIC, La Marcha Patriótica, los indignados del campo, a los camioneros, mineros artesanales y el Congreso de los Pueblos en la gran pacto nacional agropecuario o será el gran pacto entre la SAC, FEDEGAN y diferentes gremios amalgamados en el poder, anticuados y que no representan a los pequeños y medianos productores en este país,  como en el caso de FEDEARROZ y federación colombiana de cafeteros?

¿Defenderá el nuevo ministro el sistema de asociatividad implementado en Indupalma donde el campesinado asume todos los riesgos y el agroindustrial se lleva las ganancias?

¿Hasta cuando se permitirá que la “puerta giratoria”[9] afecte los intereses de millones de colombianos, mientras se benefician a unas cuantas familias, grupos empresariales y multinacionales? Es por medio de los agroquímicos y las semillas certificadas, o de las reglamentaciones fitosanitarias o de bioseguridad pecuaria que se le obliga a los productores medianos y pequeños a cumplir normas que solo benefician a los intermediarios? Como sucede con la leche, la carne, el café y arroz.

¿Se seguirá engañando a la opinión pública con el argumento de que la producción campesina es ineficiente? No quieren aceptar  que nuestros campesinos por muchos años convirtieron la agricultura en el renglón más importante de la economía nacional, produciendo casi el 100% de los productos básicos de la canasta familiar y que ahora siguen produciendo solos en el abandono institucional alrededor del 50%, sin ayuda del estado y lo hicieron durante más de 60 años en medio de la guerra, la barbarie y los intereses económicos y políticos de unos pocos.

¿Podrá el ministro defender el modelo actual impuesto desde 1992, y consolidado con todo el apoyo de nuestro actual presidente el cual ha sido transversal en las políticas neoliberales de globalización, apertura económica, inversión extranjera que se traduce en concentración y de extranjerización de la tierra y que  son claramente causantes de la devastación ambiental y la pérdida de los recursos naturales, de la violación de los derechos colectivos de los grupos étnicos, del desconocimiento del derecho a la seguridad y soberanía alimentaria, y de la precariedad laboral y pobreza rural.?

Se defenderá a su vez, la concentración, el acaparamiento y extranjerización de la tierra por parte de grupos con poder político, económico y social que el representa y que incrementa la inequidad, atentando contra el derecho al desarrollo de las comunidades rurales y la construcción de la paz en Colombia.

Ante la actual “tormenta estatal” la solución del actual gobierno descabezando a varios ministros, es solo una estrategia para alinear gremios y  maquinarias políticas en torno a la reelección presidencial y al estatu quo que caracteriza nuestro país. El problema del campo será a propósito desatendido como es la costumbre. Más “jugadas” políticas para la concentración de la riqueza.

«Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo» A. Einstein.  

Por:

Conciencia Verde

correoconcienciaverde@gmail.com

_______________________________________________________

[1] http://www.corpoica.org.co/SitioWeb/Personaje/personaje.asp?id_personaje=285

[2] Escandalo por apropiación de baldíos: http://semillasdeidentidad.blogspot.com/2013/08/nuevo-escandalo-por-apropiacion-de.html

http://www.anthoc.org/index.php?option=com_content&view=article&id=6802&catid=6&Itemid=21

http://www.polodemocratico.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5169:mafia-que-involucra-a-ingenio-manuelita-e-intereses-de-familiares-de-mineducacion-en-acaparamiento-de-baldios-destapan-congresistas-del-polo-&catid=75:noticias&Itemid=66

[3] Intervención en la Primera Cátedra Externadista de Asuntos Rurales; Zonas de Reserva Campesina: ¿problema o solución para el campo colombiano.15 de mayo de 2013 en Bogotá.

[4] http://rseconsultoria.com/index.php/noticias/entrevista-del-mes/77-indupalma-campesinos-sin-tierra-que-se-hicieron-terratenientes.

[5] Bjørn Lomborg. http://en.wikipedia.org/wiki/Bj%C3%B8rn_Lomborg

[6]PROYECTO COLOMBIA NUNCA MAS – INFORME ZONA V  1988-1998 http://www.movimientodevictimas.org/~nuncamas/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=6&Itemid=558

http://www.movimientodevictimas.org/~nuncamas/images/stories/zona5/SURDELCESAR.pdf, pag 53.

Primer Periodo Antecedentes, La región y los orígenes de la industria palmera.

1950 – 1972 http://asociacionminga.org/pdf/libros/cartilla%20final%20sueltas.pdf

[7] Cuanto nos cuestan los biocombustibles? http://www.elespectador.com/opinion/columna-408076-nos-cuestan-los-biocombustibles

 

[8] La Voz, 21 a 27 de agosto del 2007, La movida de la ministra. Pag 7 http://issuu.com/pacocol/docs/voz_internet_2702_baja_resolucion_c

[9] Puerta giratoria: En Colombia y muchos países es legal que un funcionario público luego de retirarse ingrese a trabajar para una empresa privada, lo cual  en principio no parece presentar problema alguno pero que visto con más detalle representa un gran riesgo para los intereses de la nación,  y son un gran foco de corrupción. Es normal ver ministros y altos cargos del estado trabajando para empresas privadas una vez dejan sus cargos públicos, y desde allí colocan al servicio de la empresa privada toda la información privilegiada a la que tuvieron acceso como funcionarios públicos y los contactos  y amistades en el alto gobierno, lo cual desde luego parece poco ético y beneficia directamente a quienes tienen el poder económico para pagar los altos honorarios que cobran estos personajes, que por supuesto lo valen ya que quienes los contratan obtienen grandes réditos de esa inversión. Algunos ministros por ejemplo, antes de ser nombrados ya están asesorando a  grandes empresas, y cuando salen, las siguen asesorando, por lo que no es extraño encontrar que durante su gestión, estos ministros impulsan decretos y leyes que favorecen directamente a las empresas para las que trabajaron y para las que seguirán trabajando una vez dejen su cargo público.

Es así como por ejemplo grandes empresas han conseguido beneficios que incluso van contra la ley, como las concesiones para explotar económicamente zonas de reserva natural, que la ley prohíbe abiertamente pero que sin embargo se han otorgado a diestra y siniestra. Ejemplos hay muchos y muy vergonzosos.

http://www.gerencie.com/el-problema-de-lo-que-llaman-la-puerta-giratoria-como-foco-de-corrupcion.html

 

 

COMPARTE POR LA CAUSA