El momento de gran importancia que vive hoy nuestro país a raíz del proceso de conversaciones de paz en la Habana, tiene al gobierno nacional, la comunidad internacional y comunicadores de distintas regiones de Colombia pensándose en papel de la comunicación en un posible postconflicto y la necesidad de acompañar el proceso de pedagogía para la paz y su implementación sobre todo el territorio nacional.
Este jueves 17 de marzo se dieron cita, comunicadores de distintas regiones del país, algunas personalidades de la vida política colombiana, delegados diplomáticos de la UE, la representación de la iglesia católica, y representantes de importantes medios de comunicación, como la directora de canal capital, Alejandra Villamizar directora de la conversación más grande del mundo, Fidel Cano director del periódico el espectador, entre otros. Todos con el propósito de dar su aporte y opiniones frente a este tema de relevancia nacional e internacional; el papel que deben jugar los medios de comunicación en el postconflicto.
Dentro de las apreciaciones más importantes frente al tema se destaca la necesidad inminente de generar contenidos desde la realidades y particularidades de la comunidad de las regiones del País, las más golpeadas por la guerra, pero también las más optimistas y sobresalientes por experiencias exitosas de trabajo comunitario, lucha popular e incidencia política desde la base para superar el conflicto; la necesidad que tienen los medios de transmitir mensajes más claros y asimilables para la gente del común, la manera de trasmitir la información e incluso la noticia debe dar un giro a partir del lenguaje y convertirse una muestra de la realidad colombiana, una realidad que no solo transmita muerte y devastación, sino que tenga la capacidad de mostrar las grandes hazañas que emprendemos día a día muchos colombianos, a favor de la construcción de una Colombia más amigable y más cercana a nuestros sueños.
Por otro lado, se evidencia la necesidad de poder definir de manera clara la estrategia de pedagogía para la paz, preguntas tales como, ¿Cuál debe ser la hoja de ruta para su desarrollo?, ¿qué debe transmitir a los colombianos?, y además generar claridades como que la pedagogía para la paz no es solo el ejercicio mecánico de socialización de lo que hasta ahora se ha acordado en la Habana, sino que debe complementarse con ejercicios de reconocimiento de las mismas causas que generaron el conflicto, reconstrucción de memoria histórica y lo más importante, escenarios reales de interlocución e intercambio de ideas y perspectivas frente a la paz desde las regiones más recónditas del país, hasta la grandes ciudades de Colombia.
Para finalizar es importante resaltar que el papel de los medios de comunicación es solo una parte de los grandes esfuerzos que se deben empezar a implementar en esta construcción tan compleja y llena de ingredientes como lo es la paz en nuestra Colombia, que la comunicación no solo la hacen los periodistas, sino que puede ser generada desde cualquier rincón de nuestro país y desde cualquier esfuerzo de la ciudadanía por visibilizar una realidad específica, es tempo de que todos los gremios y sectores entren a estos debates y puedan definir desde sus perspectivas, profesiones y roles cuál va a ser su aporte a la construcción de la paz.

COMPARTE POR LA CAUSA