Aunque urge la continua reforestación de la zona alta de la cuenca del Río Las Ceibas y la conservación del hábitat de especies nativas, cerca de 120 familias  campesinas habitantes de la zona se ven limitadas en su producción agrícola y avocadas a condiciones de empobrecimiento cada vez más severas.

La Red Agrícola y Ambiental del Huila que articula el trabajo de 25 organizaciones protectoras el medio ambiente, llegó hasta la vereda La Plata del municipio de Neiva.

Esto pudo evidenciar el grupo de profesionales de la Corporación Plataforma Sur en su visita guiada al Centro de Estudios De Bosque Andino Suramazónico, ofrecida por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM. La actividad se dio en el desarrollo del segundo encuentro de la Red Agricola y Ambiental del Huila en el 2018.

Con el trabajo de cartografía social de conflictos ambientales y productivos realizado por la Red Agrícola y Ambiental del Huila, se detectaron serias falencias en materia de proyectos que eviten el desplazamiento de los campesinos de la zona.

Allí se realizó un trabajo de cartografía social de conflictos ambientales y productivos, la socialización del plan de ordenamiento de la cuenca del río las Ceibas por parte de la CAM y se socializó el Plan de Ordenamiento Territorial Departamental POTD, que se encuentra en fase de alistamiento por parte de la Secretaría de Planeación de la Gobernación del Huila.

Una de las razones del actual panorama económico adverso de estas familias con vocación agrícola, es que en el plan de Ordenamiento ambiental de la cuenca hídrica, no se incluyó una política social lo suficientemente sólida, que garantice la actividad productiva sostenible en el tiempo y compatible con la conservación del medio ambiente, de acuerdo a lo manifestado por las comunidades habitantes de la zona.

Entre otros participantes, Tatiana Carvajal, Róbinson Sánchez, Francy Lorena Parra, Maria Antonieta Alfaro, Juan David Perdomo, Luis Carlos Gallejo, Luiza Fernanda Olaya, Natalia Ruiz, Camilo Molina, Juan Medina, Miguel Yalanda, Edwin Pajoy, Marcela Burbano, Milay Cano, Diego Perdomo, Clara Inés Cuchimba, Narcila Sánchez Arnet Gonzalez.

Las comunidades que cuidan el agua expusieron su preocupación por la situación del río Las Ceibas.

Recordemos que esta zona fue destinada en años anteriores para ganadería extensiva y por esa razón se inició la conservación del bosque, con la compra de predios por parte del Estado para recuperar la capa vegetal; es allí donde comenzaron los problemas para los pequeños productores.

La mayoría de familias contaban con 4 o 5 hectáreas para su supervivencia y por eso recibieron muy poco a la hora de la compra de predios por parte del Estado, quien pagó aproximadamente dos millones de pesos por hectárea sin un plan de reubicación de las familias campesinas y sin una estrategia consolidada de proyectos productivos a largo plazo que les permita permanecer en la zona con garantía de educación, salud y trabajo digno.

Esta es la encrucijada de los habitantes de la vereda La Plata del municipio de Neiva, razón por la cual han venido a engrosar los cinturones de miseria en la periferia de la ciudad. En ese sentido, las cerca de 25 organizaciones sociales articuladas en la Red Agrícola y Ambiental del Huila, hacen un llamado a las autoridades para fortalecer el componente social de el Plan de Ordenamiento Ambiental de la cuenca hídrica del río Las Ceibas, para contrarrestar esta situación.