Con la presencia de la Secretaria de Gobierno local, miembros del Concejo municipal, delegados de las veredas y del área urbana, representantes de la Fuerza Alternativa del Común-FARC y de la Corporación Plataforma Sur de Procesos Sociales, se instaló el sábado 2 de diciembre el Consejo Territorial de Paz, Reconciliación y Convivencia  del municipio de Baraya en el departamento del Huila.

El Consejo Municipal de Paz, es la instancia local donde se articulan sociedad civil e institucionalidad  que tiene como misión, orientar y asesorar al alcalde y a la sociedad civil en la construcción de propuestas e iniciativas que propendan por la paz en el municipio.

Los Consejos Territoriales de Paz tienen su origen en la ley 434 de 1998 con la creación del Consejo Nacional de Paz, que posteriormente y en el marco de las negociaciones de  La Habana, fue modificado mediante Decreto presidencial en Consejo Nacional de Paz, Convivencia y Reconciliación, que se expresa territorialmente en los Consejos departamentales y municipales, creados para asesorar al presidente, gobernadores y alcaldes respectivamente en temas de paz, convivencia y reconciliación.

El Consejo Municipal de Paz de Baraya conformado mediante el Acuerdo 015 de 2017 por el Concejo Municipal, está integrado por 22 líderes representantes  entre otros de sectores sociales, campesinos, mujeres, afrodescendientes, jóvenes, población discapacitada, docentes, iglesias, comerciantes, transportadores, quienes en el acto de juramento realizado el 2 de diciembre asumieron su compromiso de acompañar a la administración municipal en la implementación de lo acordado en La Habana entre el Estado colombiano y la insurgencia, así como a ejercer su obligación y derecho ciudadano a proteger la Paz como bien supremo.

Total respaldo y disposición manifestó el Concejo Municipal de Baraya a través del concejal Ángel Antonio Miranda, quien presentó ante la corporación local, la propuesta de acuerdo que le da vida a este Consejo, la cual fue aprobada por mayoría absoluta de los cabildantes.

“Nuestro único plan es la paz y nuestra única arma la palabra”, expreso el señor Ramiro Durán, delegado de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, quien se dirigió a los consejeros y a la audiencia para manifestarles la necesidad de exigir que lo que se hizo en La Habana se cumpla y no se muera. “Lo que se está haciendo no fue lo que se firmó en La Habana. Continuamos con la lucha política legal, sólo estamos pidiendo que se cumplan los acuerdos de paz. Hemos dejado las armas para que nos escuchen como ciudadanos”, manifestó el señor Durán, quien militó en el movimiento insurgente durante 17 años y ahora continúa haciendo política desde la legalidad.

La conformación de los Consejos Municipales de Paz como escenarios estratégicos para la participación de la comunidad en la construcción de nuevos territorios, se articula con los objetivos de participación política y fortalecimiento del ejercicio ciudadano, contemplados en el punto 2 de la Agenda de la Habana.  El desarrollo de estas propuestas territoriales de paz  ha sido liderado por la Corporación Plataforma Sur de Procesos y Organizaciones Sociales con el apoyo  de la Agencia de Cooperación Alemana Misereor,  quienes han acompañado y consolidado los Consejos Municipales  de Paz en los municipios de Colombia y  Tello,  a través de los cuales se busca consolidar la  participación ciudadana para la construcción de la paz.